Viejos trucos II: anagrama y palimpsesto II

“¿Confesaré que suelo imaginar que la terminó y que leo el Quijote –todo el Quijote– como si lo hubiera pensado Menard? Noches pasadas, al hojear el capítulo XXVI –no ensayado nunca por él– reconocí el estilo de nuestro amigo y como su voz en esta frase excepcional: «las ninfas de los ríos, la dolorosa y húmida Eco”.

“Desdémona”

que nos envía a

” un verso de Shakespeare, que discutimos una tarde: Where a malignant and a turbaned Turk…”

que nos envía a

Otelo

y al parlamento final de la obra en la que confiesa su grave equivocación y pide, antes de matarse, ocasión de decir unas palabras, su mensaje final, el que desea ver en su “necrológica”

Soft you; a word or two before you go. I have done the state some service, and they know’t.– No more of that.–I pray you, in your letters, When you shall these unlucky deeds relate, Speak of me as I am; nothing extenuate, Nor set down aught in malice: then must you speak Of one that loved not wisely, but too well; Of one not easily jealous, but, being wrought, Perplex’d in the extreme; of one whose hand, Like the base Judean, threw a pearl away Richer than all his tribe; of one whose subdu’d eyes, Albeit unused to the melting mood, Drop tears as fast as the Arabian trees Their medicinal gum. Set you down this; And say besides,–that in Aleppo once, Where a malignant and a turban’d Turk Beat a Venetian and traduc’d the state, I took by the throat the circumcised dog And smote him–thus.

tras lo cual se mata y agoniza “upon a kiss…”

a todo lo cual nos remite ese Teste narrador y albacea testamentario con el propósito de señalar que Cervantes no conoció ni a ese moro ni a Shakespeare, como no conoció Kafka a sus “precursores” ni Freud a los lacanianos y así siguiendo… sin ninguna paradoja.

Moraleja: antes de robar la carta que uno busca en el inmenso océano de la metáfora y la conjetura conviene insistir en la letra, cuidando de no soplarla demasiado. Remember Occam. Remember la plaza de toros de Nîmes…  Y a los contemporáneos de Benda y Gide.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s