heroínas olvidadas: gerda taro

Los escritores más famosos del mundo estaban reunidos justo cuando se murió, en España, en 1937, cubriendo como corresponsal la guerra civil. La enterraron como a una Juana de Arco y en el cementerio de Père Lachaise Pablo Neruda, Louis Aragon y otros tantos brillantes poetas le dedicaron sus honras fúnebres. En EE.UU. hasta la envoltura de un chicle estaba ilustrada con la historia del accidente que finalmente le provocó la muerte. Sin embargo, pese a tantor registro escrito y visual, nadie la recordó.

Las condiciones del olvido, las de la memoria, las de la creencia y las de la incredulidad son material que merece ser mejor explorado.

Gerda Taro, un pequeño homenaje a la rubia de Brunete.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s